Nuestras máscaras

 

¿Por qué nos ayuda hablar de máscaras?

 

Utilizar distintas máscaras en nuestro día a día es una acción que realizamos muchas veces de manera inconsciente, lo cierto es que estamos constantemente en una máscara hasta que podemos permitirnos descansar cuando sentimos intimidad, confianza, relajación: sea en compañía o sea con nosotros mismos.

 

Muchas de las máscaras que usamos las usamos para poder sentir que estamos a salvo, es una manera de formar una coraza en la que se desarrolla un determinado papel que sentimos o pensamos que encaja con el contexto y con las expectativas que en ese sitio existen para mí. Por supuesto que estas expectativas bien pueden ser ciertas, bien pueden estar fabricadas por nuestra cabeza dependiendo de nuestra manera particular de ver y entender el mundo.

 

¿Cómo nos ayuda el teatro en concreto para el trabajo de nuestras máscaras?

 

En teatro y en concreto en el teatro aplicado (teatro terapéutico, espontáneo, social, creación en colectivo, etc.) trabajamos para entender cuál es la máscara que estamos utilizando, si ésta nos sirve para el fin  u objetivo para el cual la hemos desempolvado, si esta máscara nos hace sentir bien o preferiríamos estar utilizando otra o ninguna, etc. Es decir, ponemos a las máscaras y sus fines en el foco y las ponemos a prueba. Este ponerlas a pruebanos da información real en distintas situaciones sobre el papel que realmente desempeñan más allá de la expectativas que hayamos creado para ellas. Nos damos cuenta cómo dependiendo de la máscara que estamos interpretando se ven involucradas una tensión corporal específica, un conjunto limitado de tonos de voz, un catálogo muy concreto (que cambia cuando cambiamos la máscara). Trabajamos sobre cómo la idea ficticia de que cuando estamos empleando una máscara determinada pensada y desarrollada para un público determinado estamos cubiertos por un halo de seguridad.

 

Y es que sí, podemos usar máscaras, todas las que queramos, la idea es que seamos nosotros quienes decidimos qué máscara utilizar y en qué momento y que no sea una reacción simplemente al entorno. Se trata de accionar. El teatro es acción, es debate, reflexión, caos, y sobre todo: experiencia corporal y emocional.

 

Hacer un trabajo de toma de consciencia de las máscaras que desarrollamos, las que tenemos, las que escondemos (y muchas veces serían más valiosas de las que usamos)

nos regala varias ventajas.

 

Las ventajas de conocer nuestras máscaras

 

Nos da una información certera de qué es lo que estamos expresando, nuestra forma de comunicación, si esta es asertiva o si por el contrario se encuentra desfasada y lejos de ayudarnos a alcanzar lo que queremos lo que conseguimos es que nos aleje. El hecho de experimentar estas máscaras con el encuadre teatral nos da la oportunidad de probar estas máscaras en distintas situaciones (en especial aquellas que aseguramos que jasmás de los jamases se podría encontrar en esa situación). Así, en el accionar de esta experimentación vamos aprendiendo y profundizando no sólo en las reacciones y acciones que provocamos en los otros sino también cómo nos sentimos desarrollando esa máscara en particular.  Cómo nos sentimos. Sí, parar y escuchar cómo nos sentimos, darnos el permiso para ser honestos con nosotros mismos y poder decir: “en realidad aquí estoy enfadado, ¿por qué no puedo expresarlo?” o“Ya no quiero hacer como que no pasa nada” o “Esto ahora mismo no es lo que quiero y sí quiero aquello otro”. Aprender a descifrar cómo nos sentimos con las señales que nos da nuestro cuerpo constantemente y poder tomar decisiones teniendo eso en cuenta nos aprovisiona de un criterio más en concordancia con lo que somos y queremos.

 

El trabajo con nuestras máscaras es una ocasión para aprender a desarrollar nuestras habilidades sociales y nuestra expresión verbal y no verbal. Es una posibilidad de jugar y que se aireen partes de nosotros mismos que si están dentro reprimidos se harán una manera de fugarse momentáneamente seguramente como parte de una reacción subyugando a la posibilidad de realmente invitarle a salir a esa máscara con toda la presencia y licencia que necesita para hacer lo que mejor sepa hacer y juegue a nuestro favor.

 

Nuestro taller de iniciación al teatro   Para trabajar las máscaras : )

 

Lectura recomendada: Revista Celcit, Argentina

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Publicaciones relacionadas

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba