Archivo de la categoría: Cursos de Teatro en Barcelona

Cursos de teatro

El diálogo con nosotros mismos

yo niño-padre

Ilustración de Antxon Corcuera – www.antxoncorcuera.com

 

Esta semana en nuestro encuentro de teatro terapéutico hemos trabajado los estados del yo a partir de dinámicas experienciales. Es decir, hemos explorado a partir de historias y escenas improvisadas algunas situaciones a resolver para ser conscientes cuáles de los estados del yo salen a relucir con más asiduidad y así hacer consciencia.

Estas dinámicas nos ayudan a entendernos y entender al otro en su dimensión, entender que el otro y uno mismo acciona y reacciona a partir un compendio de experiencias personales, expectativas, necesidades…

Tomarse el tiempo de escuchar no es fácil, nos hemos topado con esa dificultad varias veces durante la sesión ¡Y cuántas veces ocurre eso en nuestras interacciones con el otro!….Escuchar implica varias cosas que comprometen; ¿Qué está ocurriendo realmente, ¿Qué está diciendo el otro con el cuerpo, ¿Y con el contenido verbal? ¿Coincide? ¿Y yo que devuelvo? ¿Desde dónde acciono y/o reacciono?

Al principio de poner consciencia puede ocurrir que aparezca miedo y enfado por no poder controlar nuestras reacciones y propuestas en situaciones conflictivas, y es que nos estamos centrando en lo que no hemos aun alcanzado en vez de fijar nuestra atención al gran trabajo que ya hemos hecho que es darnos cuenta. Aunque ese darse cuenta sea parcial, sesgado, confuso finalmente es una consciencia que antes no estaba ahí y por lo tanto no podíamos trabajar con ella. Una vez nos empezamos a dar cuenta hay que darse tiempo para sentir, escuchar, analizar, evaluar y después accionar. No dejarse llevar por la prisa de querer tener todo solucionado es uno de los retos a superar en el proceso mismo de conocerse y saber interrelacionarse con los otros de una manera más adulta y adecuada.

El sentido del humor en estos casos puede ser un gran aliado, sustituir el autocastigo por el permiso de reírnos de nosotros mismos no solo hace más ameno el proceso sino que además nos conecta con uno de los estados del yo que más hace falta desarrollar en esta sociedad de la productividad, la prisa y el egoísmo y este es el niño libre….Esa parte nuestra que le gusta jugar, escuchar música, danzar, pintar, actual, mirar, curiosear, tocar, sentir, reír, amar…

Ir descubriendo nuestras distintas herramientas y cuándo es mejor usarlas y de qué manera es un trabajo más que interesante y una gran inversión de tiempo que podemos poner en nosotros mismos para transitar el momento vital con más goce y más capacidad de diálogo interno desde la paciencia, el amor y la amistad de estos distintos estados del Yo que son parte nuestra y que me conforman y acompañan para ayudarme. Todos son importantes y necesarios en distintos momentos y situaciones siendo la parte que equilibra (nuestro Yo adulto) la que podemos que ir desarrollando cada uno desde la propuesta que elija y que le haga conectar mejor consigo mismo.

Seguiremos pensando juntos y dialogando en los talleres y de manera virtual  por aquí ; )

Anuncios

¿Qué trae el teatro?

raiz

 

Desde el primer día el teatro es capaz de irrumpir con fuerza en quiénes han decidido seguir su instinto, cumplir un sueño o probar con firme curiosidad.

Se va entrelazando entre miradas atentas, sonrisas cómplices, cuerpos aún por des-tensar.

A medida que uno se va haciendo con el espacio físico que nos sirve para habitar lugares imaginarios se va creando la atmósfera del grupo con la que se va a trabajar. Cada día es distinto, único en la creación porque se construye a partir de la energía disponible en ese momento.

El teatro trae sorpresa, es un continuo descubrir. Descubrimos acompañados por otros que junto a nosotros se atreven a jugar, a transitar por sus limitaciones que poco a poco, se convierten en el camino a nuevas habilidades.

El teatro trae perspectiva, aprendemos a mirar y sentir a partir de los personajes que interpretamos desafiando nuestros propios prejuicios y obligándonos a hacernos preguntas y darnos respuestas, a veces incómodas, sobre las razones que llevan a ciertos personajes a tomar éstas o aquellas decisiones.

Nos trae mayor consciencia de lo que nos pide el cuerpo, de todo lo que es capaz de hacer  prestándole un poquito de atención…Recibimos tanto dándole tan poco que aprendemos a profundizar en esa escucha y en esa tarea de ir cultivando nuestra expresión.

El teatro nos trae alegría, nos convoca hacia un espacio de contacto profundo, de tacto y miradas, de abrazos y sentires, nos trae el permiso que necesitamos para expresar y recibir todo eso en el marco de un lugar seguro. Un lugar en dónde puede reinar el caos, la creatividad, la experimentación en todas sus formas sabiendo que está allí cada vez que queramos entrar y salir cuando sintamos que hemos tenido suficiente.

El teatro trae consigo preguntas y vamos concibiendo la idea de que las respuestas, que no serán fijas, están en el proceso, están en la misma capacidad de seguir haciéndonos preguntas…Nos invita a dejar de lado esa actitud altiva de presuponer lo que va a ocurrir, de creer que sabemos lo que va a ocurrir para así tener lugar para escuchar, ver, sentir y vivir lo que ocurre en cada preciso instante de la creación, de la investigación, de nuestro feliz proceso.

 

 

Desilusiones en la creación

 

IMG_0076

Cuando tenemos la sensación de que estamos trabajando en algo pero hay algo que no funciona una opción disponible es dar un paso atrás.
Uno de los trabajos más importantes que podemos hacer es aceptar lo que tenemos, ser realistas, dejar por un momento de lado la ilusión y ver con qué materiales contamos. Suelen haber cosas que están ahí, que siempre han estado ahí pero que por focalizarnos en otras las hemos pasando por alto.
Dar un paso atrás significa; parar, descansar, tomarse el tiempo para ver, para sentir y amar lo que sí hay.
Re diseñar una creación puede incomodar al ego, incluso algo más que eso, pero es peor si el ego nos molesta a nosotros. Una de sus especialidades es ver con los “ojos de los otros” o lo que nosotros creemos que los otros ojos quieren ver…
Dar un paso atrás, muchas veces, es simplemente tomarse el tiempo que necesitamos para dejar que baje nuestra frustración. Poder hacer el duelo de la idea que no funcionó y atravesar la barrera de la expectativa hacia la de la verdad.
¿Qué tengo hoy? ¿Con qué puedo trabajar? Y empezar a crear desde ahí. No para quedarme en la limitación sino para formular un cimiento que me permita abrazar la ilusión, la magia y adquirir dirección, con o sin destino (de todas formas este último irá cambiando, danzando para alargar o acortar el camino dependiendo de lo que veamos desde la nueva perspectiva).
Es interesante aprender qué significa parar para cada uno de nosotros. ¿Que es lo que nos ayuda a relativizar? Para algunos puede ser un paseo, para otros el contacto con el arte creado por terceras personas, la contemplación de la naturaleza o la interacción con ella. Puede ser ver a alguien, cocinar, cantar, tantas cosas!
Cada uno de nosotros tiene una vía directa con su ser más profundo que es a quién hemos de convocar invitando así al ego a darse una vuelta por ahí o acompañarnos (esta vez en monástico silencio).
La relación que tenemos con nuestras creaciones puede ser un reflejo del tipo de relación que tenemos con nosotros mismos. Con el ejercicio pues de parar y observar dónde  estamos y cómo nos sentimos en nuestro proceso de creación puede ser una importante brújula y guía, utilizar el proceso como puente para trabajar con lo que sí hay y dejar de lamentarse con lo que “ojalá hubiera habido….”
Tomar al proceso como aliado nos ayudará en esa humildad necesaria para construir, dejándonos sorprender por lo que descubrimos del exterior, transformándolo con nuestro propio lenguaje y pintándolo de nuestras experiencias, miedos y momentos lúcidos.
Es el cúmulo del proceso, con todas y cada una de las paradas, caminos, escollos con el cual construimos.

Aprender a amar lo que somos y lo que hacemos, sin duda, nos permitirá concluir un trabajo para volver reforzados a empezar otro de nuevo.

La importancia del proceso

Procesos

En un entorno lleno de estímulos, de objetivos a cumplir, de altas expectativas es difícil estar centrados en la importancia del proceso. Cada proceso requiere de un tiempo determinado, que nos permita ser y estar. Ser en el momento presente es tener en cuenta cómo me siento, cual es mi nivel de energía y permitir mi expresión sin tapujos ni filtros. Estar significa sentir en el momento presente, ser consciente de las sensaciones físicas y mentales que sacuden mi cuerpo o lo acarician, significa presente y presencia.

Durante un proceso si lo que hacemos es mirar al posible futuro: las expectativas que tengo, lo que esperan/espero de mi aprendizaje, lo que voy a conseguir a efectos prácticos, económicos, corporales me estoy perdiendo lo importante. Es mucho más difícil ser y estar que imaginar, elucubrar el futuro. La elucubración no requiere de demasiado esfuerzo, no representa ningún peligro. En cambio Ser y Estar es un esfuerzo, un acto de humildad y de observación acerca de lo que está sucediendo en mi interior y exterior.

pequeñas sensacionesTranscurrir en un camino requiere de concentración, sobre todo si no lo conozco, requiere de estar atento a ondulaciones, desvíos, terrenos, clima. A todo lo que puede afectar nuestro caminar. Si estamos pendientes solamente de llegar ignoraremos aromas, paisajes, pequeñas sensaciones y la magia de aquello que está escondido a nuestro alrededor y que es sensible a nuestros sentidos cuando nosotros estamos receptivos a esa sensibilidad y a la capacidad de sorpresa.

Muchas veces lo que buscamos está allí, justamente como parte del camino, y no en la meta.

Si llegamos al final de un camino y sentimos angustia, frustración, podemos preguntarnos si es que el camino fue el equivocado. Es una opción. También podemos preguntarnos si la pregunta, el objetivo del camino es lo que no estuvo bien formulado. Quizás la manera de caminar fue demasiado rápida, con absoluto control. A veces basta con recorrer el mismo camino con otro andar, dándonos la oportunidad de Ser y Estar. A veces nos podemos sorprender de encontrar lo que no estábamos buscando aparentemente, pero cuando lo encontramos, sabemos que profundamente era lo que necesitamos, algo que nos ayuda en este proceso de completarnos.

Vivir un proceso tiene infinidad de posibilidades, todas las que nos permitamos. Vivimos procesos simultáneamente, nuestros y algunos en conjunto con otros. Cuando nos paramos un momento a observar todo esto vemos lo inútil que es intentar controlar, ir más rápido, obtener resultados previamente urdidos.

¿Qué tal si caminamos en el caos para variar? Desde allí surgen nuevos caminos, maneras de andar, de ver el mundo. Desde allí el proceso cobra sentido porque estoy atento, porque simplemente estoy y eso me conecta con mi ser.

Es tarea de cada uno cuidar de su/s proceso/s. Todos tenemos los nuestros y todos son importantes porque nos van definiendo. Cuidar del proceso es cuidar de ti. Es aprender un poco más de quién eres y de cómo eres. Todo el tiempo que inviertas en ello, te acercará inequívocamente a tu ser.

Taller de teatroterapia: La comunicación

SONY DSC

07 de Noviembre 2015

Horario de 10 a 14hs 

Trabajar la comunicación es muchas veces un tema complejo ya que requiere de muchas habilidades. Una comunicación espontánea, asertiva, adulta necesita despojarse de pre-juicios y mecanizaciones. Saber el rol que tenemos dentro de cada comunicación que establecemos con el otro es fundamental para el desarrollo de la misma y el desarrollo como individuos.

¿Cómo nos puede ayudar este taller de teatroterapia para mejorar la comunicación? Trabajaremos sobre las posibilidades expresivas que pueda tener cada miembro del grupo tanto a nivel de comunicación no verbal como verbal. Investigaremos con ejercicios de consciencia corporal y analizaremos las interacciones en todos los niveles posibles. Tanto desde la experiencia en el escenario como desde una visión externa y objetiva que permita complementar la emoción con el razonamiento adulto.

Formulario de Inscripción

Trabajaremos a partir de improvisaciones teatrales combinándolos con técnicas del análisis transaccional que pertenecen a la corriente humanista de la psicología. También jugaremos, es importante destacar que se trabaja a partir de un espacio lúdico y lúcido en el cual nuestra creatividad es bienvenida y cualquier manera de expresión.

Si te interesa asistir, por favor rellena el Formulario de Inscripción. La inscripción estará abierta hasta completar las doce plazas. 

Taller de teatroterapia: La comunicación no verbal

12 de Marzo 2016

10 a 14hs 

Nuestro próximo intensivo de teatroterapia trata sobre la comunicación no verbal, es decir todo aquello que transmitimos obviando nuestra comunicación verbal. Nuestros gestos, miradas, posturas corporales, posiciones y tensión corporal son un mapa que cuenta la historia de cómo nos sentimos en cada momento. Conocer nuestra manera de expresar emociones y estados de ánimo es importante para la comunicación en general, por eso en este taller investigaremos las maneras que tiene nuestro cuerpo de reaccionar y accionar ante determinadas situaciones. Que ven los demás en el mapa de nuestro cuerpo y que somos capaces de interpretar nosotros cuando interactuamos.

La investigación de este taller la haremos mediante técnicas de teatro, teatro social, teatroterapia y análisis transaccional.

¿Día y hora ? El Sábado 12 de Marzo de 2016 de 10 a 14hs

¿Necesito tener experiencia en teatro para participar? Ninguna

¿Cómo hago para apuntarme? Rellena el formulario y te envío instrucciones ; )

¿Participantes por taller? Entre 6 y 12 personas.

¿Y si tengo más dudas? Me escribes a  hacerteatro@gmail.com  o llama al 661 551 655 | 93.461.7597

Te espero para investigar : )

Taller intensivo de teatroterapia: Nuestras máscaras

06 de Febrero 2016.

Horario de 10 a 14hs

En este taller exploraremos las máscaras que utilizamos en distintas situaciones de nuestra vida cotidiana. La manera de comunicarnos a través de ellas generan dinámicas con nuestros interlocutores, Nos preguntaremos si éstas son aún de utilidad en nuestro presente.

A través de la teatro-terapia utilizando técnicas de expresión, relajación, psicodrama, teatro social, análisis transaccional y consciencia corporal nos adentraremos en esta temática dinamizada de manera grupal para obtener una experiencia que nos sirva de referente y de posibilidad de cambio.

El taller está pensado para cualquier persona mayor de edad independientemente de si trae consigo experiencia teatral y artística.

Este encuentro se ofrece como espacio de experiencia, diálogo, debate y sobretodo juego. ¿Te animas?

Día del encuentro: 06 de Febrero 2016. Horario de 10 a 14hs 

Dinamizadora: Nathalia Sócrate, teatro-terapeuta y actriz social.

Máximo de personas por taller: 12

Para inscribirte, por favor, escribe a hacerteatro@gmail.com o llama al 661.551.655 o al 93.461.75.97

Taller intensivo de teatroterapia: La gestión del tiempo

Tiempo

09 de Enero 2016

Horario de 10 a 14hs 

¿Cómo distribuimos nuestro día, semana y mes? ¿Hacemos una distribución de tiempo saludable o nos dejamos arrollar por objetivos ajenos a los nuestros? ¿Le dedicamos tiempo a las actividades que nos alimentan el alma o más bien a las que alimentan a otros?

Estas preguntas sirven como base para la investigación teatro-terapéutica que haremos el próximo 09 de Enero de 2016  Horario de 10 a 14hs .Desarrollaremos planteamientos con la ayuda de técnicas de relajación, expresión, teatrales y de análisis transaccional.

Alternando nuestro niño y adulto iremos viajando hacia otras respuestas que nos arroje la experiencia corporal.

Una mirada a través de las sensaciones del propio cuerpo.

Máximo de personas por taller: 12

Para inscribirte, por favor, escribe a hacerteatro@gmail.com o llama al 661.551.655

Tallerista: Nathalia Sócrate. teatroterapeuta y actriz social.

 

Los segundos corren

Nubes

Los segundos corren, una mirada se va, otra mirada penetra un alma,

Los segundos corren; sensaciones, sonidos.

Miles de imágenes inundan este espacio y aunque uno quiera retener, los segundos corren.

Colores, envuelven el vacío, lo irrumpen, los segundos corren.

El tiempo que nos hace presos, porque las manecillas no se detienen,

Nos hace libres porque nos recuerdan que el tiempo es ahora, los segundos corren.

No te olvides de ti, de lo que hace que tu cáscara tiemble, y cuanto más lo haga, cuantas más grietas encuentres en tu piel y te resquebrajes sabrás que es porque eso que estaba dentro se escapó de tus redes internas y salió; en forma de flor o de volcán.

Salió y mientras, los segundos corren.

Y mientras los segundos corran podemos sentir la brisa, el canto, podemos desarmarnos y parirnos de nuevo.

Encontrar las palabras que libren una batalla al silencio, o aceptar que el silencio toma forma de palabra.

Detrás de cada segundo llega otro, y otro, siempre….los segundos corren.

Efectos de la teatroterapia…

La semana pasada hemos terminado un primer ciclo de teatro-terapia que constó de 10 sesiones. Un grupo de seres que hemos experimentado vivencias con la ayuda del teatro y sus herramientas terapéuticas. Una de las sesiones trataba sobre la consciencia corporal, nuestra observación interna, esa escucha  sobre lo que sostiene nuestro exterior pero que hemos de alimentar desde dentro.

La valoración la hicimos a modo de resumen artístico, cada uno podía compartir de la manera que deseara, un cuento, una imagen, una palabra, una canción…

teatroterapia atomo

Las siguientes palabras provienen de uno de esos resúmenes. Es un cuento de Raúl Gómez Leonardo, uno de los participantes de este taller. Os lo comparto.

Erase una vez un átomo. Un átomo que soñaba con ser, y tanto lo deseó que al final fue. Quería ser algo perceptible, algo material y grande. Deseaba sentir, ver, oír, saborear, oler…formar parte de la vida, de todo lo que le rodeaba. De tanto soñar se cansaba mucho y acababa durmiéndose a partícula suelta, un sueño profundo.

Uno de esos días se despertó sintiéndose mejor que de costumbre, pero extraño. Cuando se hubo despertado del todo se dio cuenta que no era un átomo, era millones y millones de átomos que habían tomado forma. ¡Vaya sorpresa! ¿Qué ha pasado? ¿Qué soy? Se preguntó. Y empezó a adquirir conciencia de todo su cuerpo: movió dedos, manos, pies, brazos y piernas y descubrió que tenía extremidades. Luego vinieron la cabeza, los hombros, el pecho, la espalda, la pelvis… y cuando quiso darse cuenta ya estaba bailando en posición horizontal. Pero la curiosidad es muy pícara y le empujó a descubrir más. Descubrió que tenía fuerza y podía levantar todas esas partes de la superficie en la que se encontraba. Y así fue como acabó, aunque con cierta dificultad, levantándose. No le bastó, de modo que abrió los ojos y empezó a ver. Vio dónde estaba y todo cuanto le rodeaba y quería sentir más, explorar su nueva forma, su potencial, y el sitio donde se había despertado.

Se movió, se desplazó experimentando diferentes maneras, unas saltando, otras bailando, otras arrastrándose, otras corriendo o bien caminando, hacia los sitios que quería explorar. Descubrió texturas, luces, colores, olores…sabores no, no se atrevía a llevarse a la boca las cosas que estaba tocando.

Y así fue como se encontró con otras formas que no había conocido nunca. Jugaron mientras se descubrían mutuamente y se dieron cuenta que eran iguales, estaban formados de lo mismo: manos, pies, brazos, piernas, cabeza, pecho, espalda… y decidieron seguir explorando juntos.

Se encontraban con otras formas similares a ellos y formaban grupos porque se basaban en los mismos códigos: todos podían sonreír o estar tristes, asustarse o dar abrazos, llevaban pulseras y estampados similares, y querían compartir sus experiencias. Así que todas juntas fueron probando maneras de moverse. Exploraron, descubrieron y se imitaban para aprender del otro lo que no sabían ellas. 

En su viaje se encontraron con los elementos: Agua, Tierra, Aire y Fuego. Bailaron y jugaron con ellos…hasta convertirse en uno solo y ser Agua, Tierra, Aire y Fuego. Como eran muchos átomos podían descomponerse y adoptar otras formas. Y se sintieron parte de un todo que no les era ajeno. Así es como descubrieron lo grande que era el lugar donde se encontraban pues vieron mareas, olas, ríos, terremotos, tormentas, desiertos, hogueras, incendios… y se dieron cuenta del poder que tenían y de lo que formaban parte, como un todo indivisible y a la vez con conciencia individual.

 Fue un viaje muy bonito y lleno de emociones, pero se sentían cansados y querían dormir un rato.

Y el cuerpo que formaba nuestro átomo volvió al lugar donde se había despertado para descansar y soñar con todo lo que vivió. Así pues, mientras dormía volvió a sentirse extraño, pero bien. Cuando se hubo despertado del todo se dio cuenta que no era un átomo, era millones y millones de átomos que habían tomado forma…

Raúl Gómez Leonardo

Laboratorio experimental de teatro-terapia

Underground sala

Esta propuesta es para aquellos profesionales de la educación, la psicología, las artes dramáticas, plásticas y musicales.

A través de encuentros mensuales con los profesionales de los sectores arriba especificados investigaremos el alcance terapéutico de las artes.

La propuesta se basa en los siguientes puntos:

  • Que cada uno pueda diseñar y llevar a cabo tanto en la fase teórica como práctica una o más intervenciones teatro-terapéuticas y que los destinatarios seamos los demás profesionales.
  • Obtener experiencia en la dinamización, así como obtener el feedback de los demás tanto a nivel personal como a nivel profesional.
  • Que podamos formar una red de apoyo y de conocimientos dónde poder acudir cuando cada uno de nosotros se embarque a nivel individual en algún proyecto.
  • Crear una “base de datos” con los trabajos que cada uno vaya gestionando y quiera compartir con los demás con una herramienta online.
  • Que todos podamos obtener más recursos teatrales, psicológicos, pedagógicos, etc. siendo solidarios con nosotros mismos seremos capaces de crecer a todos los niveles con mayor rapidez y eficacia.

Coordinación: Nathalia Sócrate (actriz social , teatro-terapeuta, directora de Asociación Cultural HacerTeatro y tallersita de diversos estilos teatrales).

Si estás interesad@ en participar, escríbeme a hacerteatro@gmail.com. Empezamos en Noviembre de 2014!!

Sábados de teatroterapia

Festejando el Día del teatro.

Etimología de la palabra Teatro-terapia. La palabra teatro significa “lugar para contemplar” y terapia “cura”. Combinada, encontramos que la suma de las dos nos la posibilidad de una contemplación profunda hacia el interior y el exterior, enfocada hacia un uso terapéutico.

La capacidad lúdica y artística de esta disciplina nos permitirá explorar aspectos creativos de cada uno de nosotros que harán crecer nuestra autoestima y capacidad de juego. La propuesta se basa en 8 encuentros temáticos diferentes. Puedes elegir entre participar de uno, algunos o todos los encuentros!

La manera de trabajar será a través de ejercicios expresivos, improvisaciones teatrales, desarrollo del imaginario individual y colectivo, técnicas de arco-iris de Augusto Boal, técnicas de teatro social e interrelación musical. Nos beneficiaremos de una distancia estética que nos concederá un espacio seguro para la experimentación.

No es necesario haber asistido a algún curso anterior de teatro para participar. Si quieres venir a jugar, explorar y compartir eres más que bienvenid@!

Calendario Propuesta mensual:

11 de Octubre 2014. Horario  de 10 a 14hs   La comunicación

15 Noviembre 2014. Horario  de 10 a 14hs:  Los límites

13 Diciembre 2014. Horario  de 10 a 14hs:   La comunicación no verbal

31 Enero 2014. Horario de 10 a 14hs:           La opresión interna

28 Febrero 2014. Horario de 10 a 14hs         Nuestra gestión del tiempo

28 Marzo 2014. Horario  de 10 a 14hs          Nuestras máscaras

25 Abril 2014. Horario  de 10 a 14hs              ***Tema a concretar***

23 Junio 2014. Horario de 10 a 14hs.             ***Tema a conretar***

Para apuntarte, por favor, escribe a hacerteatro@gmail.com.

Objetivos de la teatroterapia

Beneficios del teatro