La representación de emociones en el teatro

Trabajar las emociones en el teatro no tiene por qué ser difícil. En teatro podemos inferir estados de ánimo en la representación de personajes. Esta invitación a que florezcan distintos tipos de emociones se puede hacer mediante música, movimiento, memoria sensorial, trabajo de imaginario y también permitirse sentir el momento.

De todas estas maneras hemos estado trabajando las emociones en las sesiones teatrales y poniendo énfasis en la consciencia de lo que el cuerpo hace cuando siente. Cada cuerpo siente y expresa de manera distinta así que el primer paso es conocer, descubrir, explorar qué hace nuestro cuerpo, cual es la manera que tiene para hacérmelo saber. Muchas veces las respuestas están dentro y en el teatro también.

En general solemos tener facilidad hacia algunas emociones y otras se nos representan como retos, no es que no podamos sentirlas sino más bien que por alguna razón su expresión no fluye como en las otras. En ocasiones puede ser porque tenemos una creencia negativa hacia la expresión de esa emoción, pensamos que las personas que demuestran (Ira, alegría, tristeza, miedo, etc.) son más vulnerables o más agresivas o más….(rellena con tu propia creencia). Es decir, lo que ocurre es que relacionamos una emoción con algún aspecto negativo, un juicio que no nos permite entonces instalarnos en esa emoción para desarrollara.

Otras veces es posible que tengamos relacionada una emoción con una sola intensidad de la emoción. Por ejemplo, si relacionamos la tristeza solamente con el llanto inconsolable o la ira la relacionamos con gritar hasta quedarnos afónicos será difícil que cuando estemos representando un papel que requiera de la representación de esas emociones nos estemos centrando en el sentir porque estaremos más preocupados en llorar o gritar. Nos olvidamos que hay muchas maneras de sentir las emociones y de expresarlas, no hace falta estar atrapados en estereotipos o representaciones generalizadas. El teatro es un arte y como tal nos hemos de permitir flexibilidad, variedad, diversidad, originalidad. Nos podemos permitir expresar de la manera que sea que está ocurriendo primero y después ya tendremos tiempo de confiar en la mirada externa que nos acompañe en ese momento para pulir esa expresión en pos de que nos ayude a contar mejor la historia que queremos contar. Más aceptación y menos estereotipo, más humildad y menos expectativa.

Por supuesto hay otras muchas razones por las cuales la expresión de la emoción nos puede suponer un reto, ¿Pensamos en más juntos? Nos leemos en los comentarios : )

 

Más de Hacerteatro.org

Crear un personaje   Crear un personaje puede ser como para un escritor un papel en blanco: desafiante, divertido, interesante, estimulante. Puede también, c...
El imaginario   ¿Qué es el imaginario? En la sesión que le hemos dedicado la semana pasada en los distintos grupos con los que lo hemos trabajado han su...
El movimiento orgánico Cuando  introducimos en clase el tema del movimiento orgánico en el teatro y les pregunto qué se les viene a la cabeza cuando escuchan ese nombre, me ...
El espacio escénico   Cuando trabajamos el espacio escénico notamos la necesidad de desarrollar una cierta sensibilidad para advertir lo que está ocurriendo a...
Entradas creadas 43

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entradas relacionadas

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba