Archivo de la etiqueta: Teatro Foro

La importancia del proceso

Procesos

En un entorno lleno de estímulos, de objetivos a cumplir, de altas expectativas es difícil estar centrados en la importancia del proceso. Cada proceso requiere de un tiempo determinado, que nos permita ser y estar. Ser en el momento presente es tener en cuenta cómo me siento, cual es mi nivel de energía y permitir mi expresión sin tapujos ni filtros. Estar significa sentir en el momento presente, ser consciente de las sensaciones físicas y mentales que sacuden mi cuerpo o lo acarician, significa presente y presencia.

Durante un proceso si lo que hacemos es mirar al posible futuro: las expectativas que tengo, lo que esperan/espero de mi aprendizaje, lo que voy a conseguir a efectos prácticos, económicos, corporales me estoy perdiendo lo importante. Es mucho más difícil ser y estar que imaginar, elucubrar el futuro. La elucubración no requiere de demasiado esfuerzo, no representa ningún peligro. En cambio Ser y Estar es un esfuerzo, un acto de humildad y de observación acerca de lo que está sucediendo en mi interior y exterior.

pequeñas sensacionesTranscurrir en un camino requiere de concentración, sobre todo si no lo conozco, requiere de estar atento a ondulaciones, desvíos, terrenos, clima. A todo lo que puede afectar nuestro caminar. Si estamos pendientes solamente de llegar ignoraremos aromas, paisajes, pequeñas sensaciones y la magia de aquello que está escondido a nuestro alrededor y que es sensible a nuestros sentidos cuando nosotros estamos receptivos a esa sensibilidad y a la capacidad de sorpresa.

Muchas veces lo que buscamos está allí, justamente como parte del camino, y no en la meta.

Si llegamos al final de un camino y sentimos angustia, frustración, podemos preguntarnos si es que el camino fue el equivocado. Es una opción. También podemos preguntarnos si la pregunta, el objetivo del camino es lo que no estuvo bien formulado. Quizás la manera de caminar fue demasiado rápida, con absoluto control. A veces basta con recorrer el mismo camino con otro andar, dándonos la oportunidad de Ser y Estar. A veces nos podemos sorprender de encontrar lo que no estábamos buscando aparentemente, pero cuando lo encontramos, sabemos que profundamente era lo que necesitamos, algo que nos ayuda en este proceso de completarnos.

Vivir un proceso tiene infinidad de posibilidades, todas las que nos permitamos. Vivimos procesos simultáneamente, nuestros y algunos en conjunto con otros. Cuando nos paramos un momento a observar todo esto vemos lo inútil que es intentar controlar, ir más rápido, obtener resultados previamente urdidos.

¿Qué tal si caminamos en el caos para variar? Desde allí surgen nuevos caminos, maneras de andar, de ver el mundo. Desde allí el proceso cobra sentido porque estoy atento, porque simplemente estoy y eso me conecta con mi ser.

Es tarea de cada uno cuidar de su/s proceso/s. Todos tenemos los nuestros y todos son importantes porque nos van definiendo. Cuidar del proceso es cuidar de ti. Es aprender un poco más de quién eres y de cómo eres. Todo el tiempo que inviertas en ello, te acercará inequívocamente a tu ser.

Anuncios