El teatro

El teatro es una fuente de inspiración hacia el crecimiento personal, es el lugar desde dónde podemos expresarnos, dar rienda suelta a la imaginación, los pensamientos, el cuerpo.

Es el espacio adecuado para darle vida a mis otros personajes, a esos que escondo, pero existen, a esas partes de mí que me acompañan, a ese niño que bajo ningún concepto quiere ser parte de los aburridos convencionalismos.

Es un espacio lúdico, profundo, de contacto con los demás y con mi esencia, donde es posible habitar en la conciencia, entrar y salir de ella, para aprender, hacerme más grande y más niño a la vez.

Lo construye cada uno de nosotros con su energía, deseos, miedos, imaginación, generosidad y sobre todo ganas. Ganas de crear, investigar, experimentar, ganas de vivir en un mundo dónde solamente nosotros decidimos, y así, con más práctica, volver a nuestro mundo real, muy despacio, con la certeza de que los cambios son posibles.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Publicaciones relacionadas

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba